¿Quieres unas uñas bonitas y cuidadas?

Las uñas son un parte del cuerpo que se puede estropear muy fácilmente, pero igualmente es muy sencillo cuidarlas. Sigue estos consejos y ya verás como consigues resultados 😉

Sin título-2En primer lugar, lo más importante es no morderse ni las uñas ni las cutículas. Si no puedes resistirlo, puedes comprar esmaltes con un sabor amargo para evitarlo. Es mejor limarse que cortarse las uñas, pero si aún así vas a cortártelas, hazlo después de ducharte o bañarte, ya que estarán más blanditas y no se romperán. No uses esmalte todos los días de la semana, deja a las uñas que respiren un par de días para que no se vuelvan frágiles y se sequen. Cuando vayas a retirarte el esmalte, utiliza disolventes sin acetona, ya que este producto reseca las uñas. Después de aplicarlo, lávate las manos con agua fría. Para dejártelas perfectas, usa cremas hidratantes de manos, ya que también vienen bien para las uñas. Finalmente, si vas a usar productos químicos, utiliza guantes que las protejan.

Sin título-1

Las flores crecen en las prendas de la nueva temporada

Las flores son sinónimo de la primavera, y en el campo de la moda, los diseñadores y las tiendas de ropa han querido añadirlas a sus diseños. Ejemplos de esto podeis encontrar tanto en pasarelas de moda como en las pasarelas de la calle.

Las flores se pueden encontrar en todo tipo de prendas: vestidos, faldas, camisetas, blusas, shorts, leggins, zapatillas, pañuelos… Estos diseños son muy variados; podemos encontrar estampados florales en colores muy vivos o más calmados, podemos apostar por las prendas monocromas o sumergirnos en verdaderas explosiones de color, podemos elegir entre pequeñas florecillas o una gran flor que atrape todas las miradas…

Además, junto con las flores han llegado grandes cantidades de accesorios con formas de pequeños insectos como mariposas, abejitas, libelulas, etc. Las prendas vaqueras también vienen estupendas para combinarlas con estos looks primaverales consiguiendo un aire super femenino; si quieres ir a la última, busca que las telas vaqueras estén algo desgastadas.

Exfolia tu piel y evita los puntos negros, espinillas, impurezas…

Cada mes, más o menos, la piel se renueva y las células muertas se caen; sin embargo, a medida que pasa el tiempo, este proceso se vuelve más lento y hace que la piel pierda su brillo, no esté lisa, aparezcan puntos negros, espinillas… De todas formas, todo esto se puede evitar si recurrimos a la exfoliación.

La exfoliación consiste en hacerse un masaje sobre la piel con ayuda de una esponja o unos guantes especiales para así retirar las impurezas de la piel. Con este proceso también conseguirías mejorar la circulación, suavizar la piel, darle brillo, etc. Hay que tener en cuenta que la exfoliación no puede realizarse muy a menudo puesto que la piel se irritaría, por lo que es recomendable hacerla:

Si llevas mucho tiempo sin hacerlo o es la primera vez, hazlo una vez a la semana durante un mes; después pasa a realizarlo cada quince díasSi tu piel es sensible, reduce la frecuencia y exfóliate una vez cada tres semanas aproximadamente.

Intenta mantener la constancia con esta acción y conseguirás mejores resultados. Ten en cuenta que ahora que viene el verano puede serte muy útil, porque al tener la piel exfoliada conseguirás un moreno más uniforme. Así que, si quieres exfoliarte hay que seguir algunos pasos:

  1. anti-aging-treatments-exfoliateHumedece la piel. Para conseguir un mejor efecto, lo ideal es hacerlo cuando estés en la ducha o justo después, ya que la humedad del agua caliente ayudará a abrirte los poros  y de esta forma limpiarás más a fondo la piel.
  2. Ponte los guantes exfoliantes o coge la esponja, y con un masaje en movimientos circulares aplica un limpiador exfoliante sobre la piel. Escoge el limpiador según tu tipo de piel, ya que dependiendo de ello hay exfoliantes más o menos agresivos. Además, ten cuidado cuando lo apliques por zonas sensibles, ya que si no lo haces con suavidad podrías dañar la piel.
  3. Realiza esta acción durante el tiempo indicado en el producto, y después, retira el limpiador con ayuda de agua tibia.
  4. Finalmente, seca la cara suavemente, sin frotar, y échate un poco de crema hidratante.

Consigue un look smokey eyes para salir de fiesta

Los looks ahumados o “smokey eyes” son de los que más triunfan de noche en los bares y discotecas. Si tú también quieres tener una mirada que llame la atención, aprende a maquillarte los ojos en unos simples pasos 😉

  1. Limpia bien toda la zona de los ojos y aplica un corrector tanto en la zona de las ojeras, como en el párpado superior.
  2. Delinea los párpados (superior e inferior) a ras de las pestañas con un lápiz negro o marrón y ten cuidado de que no queden zonas en blanco. Si tus ojos son pequeños, dibuja una línea fina desde la mitad del párpado hacia fuera; si por el contrario tus ojos son grandes, dibuja la línea a lo largo de todo el ojo.
  3. Difumina un poco las líneas que acabas de dibujar con la ayuda de un pincel, y empieza a aplicarte una sombra oscura (gris oscuro o marrón) sobre el párpado móvil (empezando desde el extremo exterior). Aplica la sombra también desde la zona hundida del ojo hacia abajo, difuminándola bien para que no se noten los bordes muy marcados.
  4. Aplícate una sombra más clara debajo de las cejas  y bájala hasta fundirla con la sombra oscura del párpado superior. Aplica también un tono claro en la zona del lagrimal y súbelo hasta la sombra clara que te habías aplicado bajo las cejas.
  5. Delinea la waterline con el mismo lápiz que has usado al principio y ponte un par de capas de rímel con cuidado de que no se formen grumos.
  6. Limpia la zona de debajo de los ojos para quitarte los polvos que hayan podido caer.

Sin título-1

Tips: Es recomendable que no tengas la cara maquillada antes de aplicarte las sombras para que, al terminar con los ojos, puedas retirar los polvos sobrantes sin estropear el resto del maquillaje. Ten en cuenta que al ser sombras oscuras no necesitas aplicarte mucha cantidad de producto. Es importante que no te queden zonas en blanco al delinear los ojos, ya que eso estropearía el efecto. Al llevar este tipo de maquillaje en los ojos no es bueno resaltar mucho los labios o los pómulos, ya que si lo haces, daría la impresión de un look muy recargado.