Hair Chalk, la nueva tendencia para colorear tu cabello

Tras el éxito de las mechas californianas, se ha puesto de moda una nueva forma de colorear el cabello que ha recibido el nombre de Hair Chalk. Esta tendencia consiste en teñirse temporalmente el pelo con unas tizas o polvos de tiza (tal como su nombre indica) de colores vivos y llamativos. ¡Y son todo ventajas! En primer lugar no daña el cabello con productos químicos como tintes con amoniaco o decolorantes. Además, no tienes que teñir toda tu cabellera, sino que puedes escoger ciertos mechones o solo las puntas. Su aplicación es muy sencilla por lo que puedes hacerlo tú misma en casa; y si no te gusta cómo te ha quedado, no te preocupes, en uno o dos lavados ya habrá desaparecido. Y, sobre todo, es divertido, creativo y original.

Los productos para teñirse con Hair Chalk se pueden encontrar como tizas pastel, como polvos compactos o como “tinte” líquido (de L’Oréal Paris, que dura unos 4 lavados). Para aplicar cualquiera de los tres hay que humedecer el cabello, aplicar el producto en mayor o menor cantidad (según la intensidad que busquemos), retirar el sobrante con un peine y sellar el color con calor. Finalmente, a modo de consejo, si solo vais a escoger un mechón deberías recoger el resto del pelo en una coleta para que no se os manche, y si preferís las puntas podéis cardarlas un poco para que no os quede tan marcado.

Anuncios