Una compra imprevista

Ayer salí a comprarme unas nuevas botas ya que las que tengo están un poco viejas. Después de pasar por varias tiendas llegué a la zapatería de El Corte Inglés. Quedé un poco decepcionada, ya que no encontré ni un solo par que me gustara (no había mucho donde elegir); sin embargo, de camino a la salida me encontré con la sección de bisutería y decidí echarle un vistazo (también necesito unos pendientes).

Pero nada más empezar a cotillear me llamó la atención una gargantilla dorada compuesta por varias cadenas. Me encantó. No obstante, ya tengo una de ese mismo color, así que decidí probarme la misma en plateado. Me gustó tanto que tras varios minutos debatiendo si me la compraba o no, no pude resistirme. Me la llevé por 15 euros y según llegué a casa me la volví a probar para ver bien cómo me quedaba. Y, cómo no, hoy, toda orgullosa, la he llevado a clase para lucirla. ¿Qué os parece?

DSC_0847