Ponte en forma para el verano: Reduce cintura y afina caderas.

Poco a poco se acerca el verano, el calorcito y el buen tiempo, y es momento de sacar los bikinis, los shorts, los vestidos, etc. Y si vamos a presumir de tipazo, lo mejor es hacer unos ejercicios para ir preparándonos y tonificando las partes más importantes de nuestro cuerpo. Después de mucho investigar y probar, yo he elegido los que mejor me funcionan para trabajar piernas, gluteos, abdominales y cintura, y os los iré explicando en los próximos posts.

Ejercicio 1: Para llevar a cabo este ejercicio nos tumbamos boca abajo y apoyándonos en los antebrazos y las puntas de los pies levantamos todo el cuerpo formando una línea recta desde los talones hasta la cabeza. Mantenemos la posición en alto durante 5-10 segundos mientras respiramos, y bajamos. Repetimos el ejercicio realizando 3 series de entre 10 y 20 movimientos, dependiendo del nivel físico al que estéis. Este es un procedimiento muy parecido al de las flexiones, pero al apoyarnos en los antebrazos en vez de en las manos, quitamos peso de los brazos y concentramos la fuerza en la cintura y los abdominales.

fotos-transverso___23586-43512

Ejercicio 2: En este caso nos tenemos que recostar sobre el lado izquierdo de nuestro cuerpo. Para poder mantener el equilibrio, apoyamos nuestra cabeza sobre el brazo izquierdo y doblamos nuestra pierna izquierda para ofrecer más superficie de apoyo. Posteriormente, con la pierna derecha estirada, la levantamos lateralmente todo lo posible y la dejamos en alto 5 segundos. Después bajamos y subimos la pierna entre 10 y 20 veces realizando movimientos amplios. Al terminar, bajamos la pierna sin que llegue a tocar el suelo y esperamos 10 segundos. Volvemos a realizar el ejercicio; es decir, subir y bajar la pierna 10-20 veces. Acto seguido, hacemos 10 movimientos rápidos y cortitos, y subimos la pierna lo más alto posible. Para terminar, la bajamos muy lentamente hasta tocar el suelo, cambiamos de lado y hacemos lo mismo con la pierna izquierda. Realizamos 2 series con cada pierna.

Abd suelo

Anuncios

Preparándose para el verano

El verano está ya a la vuelta de la esquina, y los bikinis están esperando a que los saquemos del armario. Pero antes de ir a la playa, si quieres lucir cuerpo y estar sana, hay que prepararse un poquito. Aquí os dejo algunos pequeños consejos:

mejor-si-hoy-bebemos-agua-3En primer lugar, la base para estar sana, tanto por dentro como por fuera, es beber agua. Bebe entre litro y medio y dos litros de agua al día para limpiar el organismo, hidratarte por las pérdidas de líquidos sufridas debido al calor o al ejercicio, conseguir que tu piel sea más elástica, facilitar la digestión…

Hacer 5 comidas al día para evitar que surja el hambre y que por lo tanto comamos grandes cantidades de comida.

antidieta-mujer-manzana-486nt022410En las comidas a media mañana o en la merienda puedes aprovechar para comer frutas como manzanas, peras o nectarinas. Contienen mucha agua, te quitarán el hambre y no necesitarás mucho tiempo.

Aparta un poco las bebidas gaseosas y la comida basura, sólo conseguirás parecer más hinchada y no te ayudarán a perder peso.

Aprovecha el buen tiempo. Ahora que sale el sol intenta hacer más ejercicio: muevete por la ciudad andando, sal a pasear en bici o a hacer footing…

ejercicio-fisico1Si prefieres algo más serio también puedes buscar tablas de ejercicios o ir al gimnasio. Eso sí, no abuses ni empieces muy fuerte si no estás acostumbrado, porque puede acabar siendo perjudicial. Avanza de forma regular.

Si no quieres llegar pálida a la playa también puedes aprovechar para tomar el sol, eso sí, es importante ponerse crema para no quemarse.

Si vas a depilarte, hidrata bien la piel para que así esté más bonita.

Por último, lo más importante si quieres enseñar un buen cuerpo es mantenerse constante con lo que estés haciendo. Mantén una rutina y no te excedas con el deporte o con las dietas porque pueden volverse contra ti. Cuida bien tu piel, hidrátala y protégela del sol. Ponte metas reales que puedas cumplir. Puedes pedirle a algún amigo, familiar o a tu pareja que te acompañe a hacer ejercicio, o que intente mejorar su dieta también; de esta forma, al hacerlo en compañía se os hará más ameno.