Bajo lla luvia, seca y a la moda

A medida que avanzamos hacia el invierno son más comunes los chaparrones y las tormentas. Y claro, si vamos a estar todo el día andando de charco en charco, nuestros pobres zapatos puede que no resistan tanta humedad. Por ello, cada vez se ven más en las zapaterías las botas de goma o de agua, también conocidas como katiuskas.

Pero algunas pensaréis, ¿pero no se usan para ir a pescar?, ¿no son muy toscas? La respuesta es sí, antes se usaban para pescar, pero desde que Hunter puso a la moda sus wellington boots, todo el mundo las quiere para ir a la última. Y respecto a la segunda pregunta, no, ya no son toscas, tanto la marca inglesa como otras más baratas han diseñado botas con todo tipo de colores, estampados, alturas e incluso con diferentes tejidos o materiales. ¡Las hay hasta con tacones!

Así que si estas Navidades queréis mantener secos los pies sin dejar de seguir las últimas tendencias, haceos con unas katiuskas que reflejen vuestro estilo (y con unos calcetines de lana). Y no os preocupéis por el precio, aunque las de Hunter son bastante caras (no bajan de los 100 euros) también las podéis encontrar prácticamente idénticas en muchas tiendas sin tener que vaciaros el bolsillo. Si no, siempre las podéis pedir de regalo 😉

HunterBoots_L