¡S.O.S.: Se me ha roto una uña!

¿No os ha pasado, teniendo todas las uñas perfectas, que vaya una y se rompa? A mí esta última semana se me han roto dos (una haciendo no sé qué y la otra intentando arreglar la primera, ¿ironía?). Nos acordamos de toda la familia de la uña, pero por mucho que queramos que vuelva a recomponerse por sí sola, con solo mirarla con cara de fastidio no lo vamos a conseguir. Por lo tanto, en este caso nos quedan tres opciones.

La primera, cortar todas las uñas para que queden al mismo nivel que la rota (echando a perder todo el tiempo y trabajo que nos ha costado conseguir una manicura tan bonita). La segunda, aunque no la más ideal, cortar solo esa uña y esperar que no se note la diferencia. Y la última, es arreglarla. ¿Pero cómo arreglas una uña sin que se note? Pues para eso os dejo este vídeo de Patry Jordan en SecretosDeChicasVIP. ¡Qué lo disfrutéis! Y espero que os sirva de ayuda 😉