Consigue un look smokey eyes para salir de fiesta

Los looks ahumados o “smokey eyes” son de los que más triunfan de noche en los bares y discotecas. Si tú también quieres tener una mirada que llame la atención, aprende a maquillarte los ojos en unos simples pasos 😉

  1. Limpia bien toda la zona de los ojos y aplica un corrector tanto en la zona de las ojeras, como en el párpado superior.
  2. Delinea los párpados (superior e inferior) a ras de las pestañas con un lápiz negro o marrón y ten cuidado de que no queden zonas en blanco. Si tus ojos son pequeños, dibuja una línea fina desde la mitad del párpado hacia fuera; si por el contrario tus ojos son grandes, dibuja la línea a lo largo de todo el ojo.
  3. Difumina un poco las líneas que acabas de dibujar con la ayuda de un pincel, y empieza a aplicarte una sombra oscura (gris oscuro o marrón) sobre el párpado móvil (empezando desde el extremo exterior). Aplica la sombra también desde la zona hundida del ojo hacia abajo, difuminándola bien para que no se noten los bordes muy marcados.
  4. Aplícate una sombra más clara debajo de las cejas  y bájala hasta fundirla con la sombra oscura del párpado superior. Aplica también un tono claro en la zona del lagrimal y súbelo hasta la sombra clara que te habías aplicado bajo las cejas.
  5. Delinea la waterline con el mismo lápiz que has usado al principio y ponte un par de capas de rímel con cuidado de que no se formen grumos.
  6. Limpia la zona de debajo de los ojos para quitarte los polvos que hayan podido caer.

Sin título-1

Tips: Es recomendable que no tengas la cara maquillada antes de aplicarte las sombras para que, al terminar con los ojos, puedas retirar los polvos sobrantes sin estropear el resto del maquillaje. Ten en cuenta que al ser sombras oscuras no necesitas aplicarte mucha cantidad de producto. Es importante que no te queden zonas en blanco al delinear los ojos, ya que eso estropearía el efecto. Al llevar este tipo de maquillaje en los ojos no es bueno resaltar mucho los labios o los pómulos, ya que si lo haces, daría la impresión de un look muy recargado.

Anuncios

Consigue una mirada perfecta en un momento

Los ojos son un punto muy importante que podemos destacar en nuestro rostro. En tan solo unos pocos pasos puedes conseguir una mirada casual, sexy y natural.

correctorUn corrector en un tono un poquito más claro que el de tu piel te ayudará a enmascarar todas las marcas del cansancio. Si solo quieres que te ilumine un poco la zona, busca un iluminador de textura ligera; sin embargo, si tienes muchas ojeras, es recomendable uno que te cubra bien la zona. De todas formas, el mejor remedio es dormir bien.

sombrasLas sombras de ojos son un imprescindible en tu kit de maquillaje ya que, dependiendo del color o de la forma en que te las apliques, puedes cambiar tu look completamente. Para maquillarte durante el día, los colores más básicos son los tonos tierra y el gris; y para la noche, el negro nunca falla. Los tonos dorados te valen tanto para el día a día como para salir de fiesta. Finalmente, una sombra blanca es un básico que puedes aplicar justo debajo de la ceja para darle luminosidad a tu mirada y hacer que tus ojos parezcan más grandes. Las sombras las podéis encontrar en polvo, o en lápices. Recuerda que los lápices sean siempre de punta blanda para que resulten más fáciles de difuminar.

delineadorPor otra parte, puedes utilizar un delineador para hacerte la raya. Si quieres algo más natural, delinéate la waterline; y si quieres un look para ir de fiesta, aplícalo en el párpado superior. Los tonos básicos son el negro y el marrón, y recuerda siempre que el lápiz tiene que tener algo de punta, por lo que puedes comprar un sacapuntas específico para ello.

rimelFinalmente, el rímel es un básico que no puedes dejar de utilizar en cualquier tipo de maquillaje. Es recomendable que te busques uno resistente al agua, ya que duran más y no se correrá si hace calor o te mojas. Hay todo tipo de máscaras según tu tipo de pestañas, así que es bueno dedicarle un poco de tiempo para encontrar aquél que mejor se ajuste a ti. Al aplicar el rímel, hazlo desde la base hasta las puntas, y procura que no queden grumos entre tus pestañas.

Recuerda siempre limpiar bien todo el maquillaje que te hayas aplicado antes de irte a dormir, ya que la piel tiene que respirar, y esta zona sobre todo, envejece fácilmente. Así que, si quieres cuidarla al máximo, hay productos específicos para limpiar los párpados, pestañas, etc. sin dañarlos.